Decorar espacios pequeños

Aunque pueda pasar desapercibida, la forma en que decoramos nuestro hogar tiene una gran influencia en nuestro estado de ánimo. Una casa bien decorada, y sobretodo a nuestro gusto, conseguirá que la identifiquemos fácilmente con un estado de relax y sosiego.

A la hora de elegir los muebles y los accesorios decorativos será interesante adecuarlos a nuestras necesidades, de forma que estén en armonía con nuestra manera de vivir. Por ejemplo, si tu casa es pequeña trata de no meter muebles demasiado grandes. Por el contrario, si es grande y de techos altos procura llenar los espacios equilibradamente para que no den sensación de soledad.



Resulta fundamental que al llegar a casa, sintamos que estamos en un espacio seguro, tranquilo y en el que resulte sencillo desconectar. Si eres una persona que tiende a estresarse fácilmente, sería buena idea que decorases tu espacio con colores suaves (celeste, crema, tierra, etc) y líneas curvas. Si, por el contrario, sueles estar bajo de energía, sería mejor que empleases colores más vivos (fucsia, amarillo, naranja, etc) y líneas rectas.



 Siempre resulta recomendable decorar con plantas alguna estancia. No olvides que todos somos parte de la naturaleza. Cuidarlas a diario te ayudará a olvidar tus preocupaciones a la vez que hará de tu casa un lugar psicológicamente equilibrado. Recuerda que la decoración de tu hogar dice mucho de ti, y puede ayudarte a ser más feliz en tu día a día. ¡Cuídala!



No hay comentarios:

Publicar un comentario